sábado, 4 de agosto de 2012

Limpieza fachada iglesia San Benito

Tras observar en numerosas ocasiones la fachada de la torre de la iglesia de San Benito en la que la maleza iba creciendo entre las piedras me decidí a echar una mano en su limpieza para evitar males mayores, puesto que unas cuantas higueras habían enraizado en las partes altas. Quedé con Pin para que me echase una mano y para allá que fuimos esta semana.

La fachada principal tenía un par de higueras, pero en general se encontraba en buenas condiciones a pesar de que es la que más grietas aparecen entre las piedras, llegando a deformarse incluso la pared. La barandilla superior del tejado en esta parte se cayó hace unos años, y se observa que fue restaurada de una forma más sencilla con lo que descolgarse en esta pared tenía su riesgo, por eso solo descendí en una ocasión, mientras que en las otras 3 paredes de la torre descendí 3 veces para poder abarcar toda su anchura. El resto de paredes estaban bastante cubiertas de malezas: arbustos, higueras, zarzas, ortigas, musgo, hierbas...

En un cordino bajé un cubo con materiales para limpieza: espátula, piqueta, destornillador, formón... y por una cuerda me descolgué bajando a tramos con el fin de limpiarla de arriba a abajo. En un solo día el aspecto exterior de la torre ha cambiado por completo, y esperemos que dure unos cuantos años, puesto que intenté arrancar la maleza para evitar su rápido crecimiento de nuevo.

Una vez visto el sorprendente cambio me decidí a dedicarle otra jornada a los contrafuertes exteriores para dejarles limpios en consonancia con la torre, y el resultado ha sido bueno. Se ha retirado la maleza, numerosas zarzas, ortigas, se han limpiado bajantes en los contrafuertes centrales y ha quedado lista para unos años. No me atrevo a decir cuántos, esperemos que muchos, por el bien de nuestro patrimonio.

En una posterior subida a la torre sería conveniente reparar la barandilla y rejuntearla para que estuviese más segura a la hora de descolgarse con cuerdas, puesto que tal como estaba había que tener mucha "fe" para que las piedras aguantasen y no se fuesen para abajo.

Después de este rollo pongo algunas fotos para que se aprecien los cambios.

Antes de iniciar la labor

Descolgándome durante la limpieza

Dos paredes de la torre muy deterioradas

No ha quedado del todo mal

La pared norte de la torre

Comenzando a descender

La torre en estado de revista

Contrafuerte lateral en la pared norte del templo

Limpiando con escalera de tres tramos

Listo, a por otro contrafuerte

Último contrafuerte bajo la torre, en la pared norte

En proceso de limpieza

Por fin acabada la labor

Ahora sí que está más bonita











5 comentarios:

Andoni dijo...

Han sido dos días de trabajo pero ha merecido la pena por ver la iglesia tan limpia.

Anónimo dijo...

Qué buena labor Andoni!!
Un ejemplo que tendríamos que seguir todos en el cuidado del rico patrimonio del que disfrutamos en Cantabria.
Y por iniciativa propia... enhorabuena!! y gracias, porque en realidad nos haces un favor a todos :-)

Unknown dijo...

Gracias por cuidar nuestro pueblo, y nuestra historia. Muchas veces había visto como se había deteriorado esta torre, y me daba pena, pero hacen falta personas como tú, con iniciativa y cariño por las cosas para dejarlo asi. Cuidar lo de todos tiene mucho mérito.
Muchas gracias de nuevo. Y también enhorabuena por tu blog, que permite comunicarnos en la distancia.

hidrolavadora monofasica dijo...

Una gran y necesaria iniciativa.
Utilizar el servicio y maquinaria correctas es fundamental.
Saludos!
Bernardo

Angela dijo...

Andoni. Tu satisfacción debe ser inmensa al ver el resultado. Felicitaciones.